Colesterol nocivo vs. colesterol beneficioso

A cada rato escuchamos que debemos de cuidar la grasa en nuestra dieta, y que debemos hacerle fuchi a todo lo que tenga que ver con el colesterol. Pero esto no es completamente cierto, pues el colesterol es necesario para nuestro organismo.

El hígado y las células de nuestro cuerpo producen colesterol. Desde el hígado, el colesterol se transporta a todos los lugares del cuerpo donde es requerido para hacerlo funcionar correctamente. Por ejemplo, el colesterol:

  • … ayuda a crear hormonas esteroides, las cuales ayudan a que funcione bien nuestro peso, digestión, la salud de nuestros huesos, y nuestro estado mental.
  • … es convertido por el hígado en bílis, ese líquido amargo que nos ayuda a digerir nuestros alimentos
  • … es esencial en la formación y reparación de células, además de que las cubre con una capa protectora
  • … mejora el aprendizaje y la memoria
  • … se convierte con la luz del sol en Vitamina D, la cual nos ayuda a regular el azúcar en la sangre, mejora el sistema inmunológico, ayuda a la prevención del cáncer

Todo esto habla de un cuerpo que tiene sus niveles de colesterol nocivo y beneficioso bien balanceados y en la cantidad exacta. Nota esas últimas palabras: la cantidad exacta. Si el nivel de colesterol nocivo es demasiado alto, o el de colesterol beneficioso es demasiado bajo, estamos en problemas.

LDL (colesterol nocivo)

El colesterol LDL no es malo en sí mismo, pero debemos evitar el exceso. Como te decía, el colesterol en el cuerpo lleva a cabo varias funciones importantes. Una vez que termina todas esas tareas, y existe un exceso de grasa en nuestro cuerpo, el colesterol sobrante se quedará flotando por la sangre, o peor aún, pegado en las paredes de nuestros vasos sanguíneos, venas y arterias.

Cuando llevamos una dieta alta en grasas saturadas (sólidas a temperatura ambiente) trans (grasas procesadas industrialmente), le ponemos litros de aceite a todo lo que cocinamos, comemos papitas y taquitos cada semana, nos estamos poniendo en peligro.

food-chicken-meat-outdoors

Una persona saludable de por sí es vulnerable a los efectos del exceso de colesterol LDL, pero nosotros como pacientes de una enfermedad cardiopulmonar como lo es la Hipertensión Arterial Pulmonar, la cual afecta principalmente a nuestros vasos sanguíneos, venas y arterias, lo somos aún más. Por eso nuestra dieta es importante, y mantener bajo nuestro nivel de colesterol LDL es primordial.

Alimentos que pueden subir el colesterol LDL (nocivo): carne roja, lácteos, yemas de huevo, pizza, hamburguesas, alimentos fritos, salchichas, tocino, jamón, manteca, pasteles, mayonesa, mantequilla, y otros.

Pero no toda la responsabilidad recae sobre el colesterol LDL.

HDL (colesterol beneficioso)

El colesterol HDL se encarga de limpiar y dar mantenimiento al interior de nuestras venas y arterias, donde es común que se quede atorado el colesterol LDL. Imagina al colesterol HDL como un barrendero chiquitito que con mucho esmero y amor limpia nuestras venas y arterias desde adentro, para que podamos estar saludables. Este pequeño ayudante recolecta el colesterol de sobra de los tejidos y lo lleva al hígado, donde es procesado y posteriormente desechado por nuestro organismo.

pexels-photo-27704
Sr. HDL haciendo su importante labor

El colesterol HDL nos ayuda a prevenir la arterosclerosis (las arterias se hacen duras, más gruesas, y menos elásticas), isquemia (se pierde parcial o totalmente la circulación sanguínea), infarto (un tejido muere porque no le llega sangre ni oxígeno debido a la obstrucción de una arteria; ej. infarto de miocardio, infarto cerebral, etc.).

El colesterol HDL tiene un papel muy importante en la salud de nuestras arterias. No sólo se trata de reducir el colesterol LDL, sino de aumentar el colesterol HDL.

Alimentos que suben el colesterol HDL (beneficioso): nueces, linaza, chía, quinoa, aguacate, almendras, brócoli, salmón, atún, lentejas, garbanzos, aceite de oliva, cacao, arándanos, y otros.

food-fruits-cereals-breakfast

*El ejercicio regular también es un factor importante para tener saludables niveles de colesterol, claro que el ejercicio debe ser de bajo impacto para los pacientes de Hipertensión Arterial Pulmonar, y siempre bajo supervisión médica. 

active-athletic-exercise-female-40974

Ahora lo sabes,

en nuestras manos está cuidar la salud de nuestras arterias por medio de una buena alimentación y de llevar buenos hábitos en nuestra vida cotidiana. Así que cuidemos lo que comemos, y cuidemos a nuestro hígado, para que pueda procesar el colesterol efectivamente, y ¡llevemos una vida más saludable!

 

Advertisements

One thought on “Colesterol nocivo vs. colesterol beneficioso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s